Mi hijo empieza la primaria

Escrito por / 17 marzo, 21:11 PM Imprimir

Sin ansiedad y miedo.

El inicio del ciclo lectivo, particularmente cuando se trata de un nuevo nivel de enseñanza, sobre todo el primer nivel, despierta mucha ansiedad no sólo en los chicos, sino también en los padres.

Hay cambio de escuela, de rutinas, de docentes y empezar las clases representa un desafío familiar que ya se inició al decidir la escuela, pero eso fue entre adultos y ahora está en juego el niño.

Siempre ayuda que él sepa cuál será la escuela, la conozca antes y los padres se muestren confiados y contentos en la decisión tomada. Si conociera a algún docente y algún compañero sería lo ideal pero no siempre se logra. Pero sí se puede hablar con el niño y explicarle cómo será su nueva rutina y sus horarios, alentarlo a tener nuevos amigos y explicarles qué van a hacer en la escuela, respondiendo todas las preguntas que surjan con claridad.

La idea que hay que generar es la de disfrute y responsabilidad. Lo pasará bien pero tendrá obligaciones y el rol de los adultos es ayudarlo revisando sus carpetas y ayudando en la tarea si lo necesita.

La escuela no es un depósito sino un espacio de aprendizaje y socialización. Ante los miedos del niño, primero deben trabajar los miedos los padres, eso ayuda mucho, conversar con otros padres, hablar entre ellos, ver la escuela y los docentes. La seguridad de los padres será la de los niños.

Cuando regrese el primer día hay que dar espacio para que cuenten todo y mostrar interés y aclarar dudas y mostrarse contentos con este crecimiento de ellos.

Este camino que inicia el niño lo inicia la familia que debe acompañarlo a la escuela, apoyarlo, orientarlo, estar en contacto con las docentes. Se puede cubrir lo que no brinda la escuela con actividades fuera de horario escolar pero no abrumarlo, la escuela está primero, si bien el niño necesita tiempo de ocio y recreación.

Como se ve hay que mantener mucho equilibrio  y a veces la tarea es ardua para padres que trabajan y se puede contar con la ayuda de abuelos, tíos o personal que colabore. No es la cantidad de tiempo sino la calidad lo que cuenta cuando hay que estar con los niños. Lo importante es estar cerca y saber todo lo que pasa aunque no se pueda estar presente y recordar que es fundamental:

1. Enseñar hábitos de estudio: buscar el lugar y el momento adecuado, revisar cuadernos y tareas diariamente, tratar de que reciban ayuda cuando hay dificultades y que tengan los materiales para hacer la tarea.
2. Mantener informado al colegio de cualquier cambio que pueda afectar al niño.
3. Asistir a reuniones en la escuela o enviar representantes.
4. Brindar mucho afecto al niño y tener paciencia.

Hay chicos que se adaptan fácilmente a los cambios y otros a los que les cuesta más. Amor y mucha paciencia es la receta ideal.

Primarias ,

Notas Similares

One Comment


  1. Jesús M, 7 years ago Responder

    La educación primaria, también conocida como la educación elemental, es la primera de seis años establecidos y estructurados de la educación que se produce a partir de la edad de cinco o seis años a aproximadamente 12 años de edad. Con el sistema UNO de Santillana, comenzamos este nuevo ciclo escolar…


Leave a Reply → Jesús M

Conéctate con Nosotros

Increase your website traffic with Attracta.com

@EscuelasCancun

Photo Gallery